ZAGA Center Guitian 11 sq
Dr Guitián - Primera Visita

Una primera visita en un tratamiento para implantes cigomáticos es una primera visita en la que además de la exploración clínica que hacen los facultativos, se entra en una fase de diagnóstico en donde se le realiza un CBCT, para tener una imagen radiológica en tres dimensiones y tener la certeza de que los implantes cigomáticos son el tratamiento necesario para ese paciente.

Escuchan también las necesidades que el paciente tiene, de cuáles son sus expectativas, hacemos una exploración clínica completa, un historial clínico médico, tanto médico como odontológico de toda su historia y cómo ha llegado a esas condiciones y una vez se obtengan todos los datos, se procede al estudio del paciente, de la posibilidad de hacer esa cirugía bien con implantes convencionales y cigomáticos, o solo cigomáticos para poder llevar a cabo el tratamiento.

Se procura además en esa primera visita no sólo ver lo que es el maxilar atrófico, sino que se examina la boca en su conjunto y se trata de observar y ver cuál es el objetivo final de esa prótesis que se va a realizar, de esos dientes que va a llevar con su antagonista, se ha de trabajar la boca en su conjunto y el paciente ha de entenderlo.

Existen esos componentes no solo de oclusión, sino estéticos, fonéticos y de salud. Un paciente que, por ejemplo, tiene enfermedad periodontal en la arcada antagonista, si esta enfermedad periodontal no está tratada no lo sometemos a una cirugía de implantes cigomáticos hasta que la boca esté en condiciones para someterse a una cirugía de esas características.

Una vez se haya obtenido toda la información clínica y diagnóstica, es cuando se le comunica al paciente una hoja de ruta, en la que se explica cómo va a ser ese tratamiento y cuánto tiempo aproximadamente va a durar desde el principio hasta el final.

Antes de llegar al quirófano el paciente, además de todas las pruebas médicas preoperatorias requeridas por el servicio de anestesia, se le hacen las pruebas pertinentes respecto a la prótesis que va a portar. Es fundamental ese paso para saber y planificar los implantes, como van a ser colocados y en qué posición van a ser colocados. Una vez estudiada la anatomía que el paciente tiene tanto de sus paredes sinusales, como de sus cigomas y basándonos en un programa de planificación digital y en los modelos 3D que se imprimen desde los archivos STL, que se exportan desde el escáner al centro de impresión de ZAGA.

Una vez hecho todo esto, esa primera visita, que ya no es la primera visita, es la evolución, el paciente queda preparado. Pero una primera visita con nosotros no dura menos de una hora o una hora y media desde que el paciente entra hasta que acaba la consulta con el facultativo correspondiente.

El tratamiento del paciente no finaliza con alta. Ha de realizar un seguimiento de por vida con visitas periódicas semestrales en las que además, intentamos recoger la evolución de la experiencia.